Centro de Medicina estética en Mallorca

971 22 02 22

619 29 02 09

Lunes a Viernes: 09:00 am – 19:00 pm

Menú

Los beneficios de la dieta mediterránea (II)

El pescado

En la Dieta Mediterránea el consumo de pescado supera a la carne. Las proteínas de los pescados son de excelente calidad, se consideran proteínas de alto valor biológico porque contienen todos los aminoácidos esenciales que el organismo necesita en cantidad y proporción adecuadas.

La composición nutricional del pescado es similar a la de la carne: proteínas, lípidos, y pequeñas cantidades de vitaminas y sales minerales. Posee diferentes vitaminas del grupo B y vitaminas liposolubles entre las que destacan la vitamina A, la vitamina D y en menor proporción la vitamina E.

Según el contenido lipídico, el pescado puede ser graso/azul (un contenido del 4-2%) o magro/blanco (1-2%). Los pescados azules son muy ricos en ácidos grasos poliinsaturados omega-3, esenciales ya que el cuerpo humano no los puede producir. Estos ácidos grasos reducen el colesterol LDL y los triglicéridos y son protectores frente al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

La dosis recomendada de pescado se estima entre 3 y 4 raciones a la semana.

¿Por qué debemos consumir pescado y cuáles son sus efectos en la salud?

– Previene enfermedades cardiovasculares tales como el infarto de miocardio, hipertensión, trombosis o los accidentes cerebro vasculares.

– Los ácidos grasos omega-3 regulan positivamente los niveles de colesterol en sangre aumentando el HDL o “colesterol bueno” y disminuyendo el LDL “colesterol malo”.

– Las vitaminas A y E por su efecto antioxidante, constituyen un factor protector frente a ciertas enfermedades degenerativas y al cáncer.

– Favorece la absorción de calcio y fosfato por la presencia de vitamina D.

– Previene el bocio y otras alteraciones relacionadas con la glándula tiroides, gracias a su alto contenido en yodo. La deficiencia de este mineral durante el embarazo puede afectar al desarrollo y crecimiento del bebé.

– A partir de los ácidos grasos omega-3 se forman sustancias de acción antiinflamatoria llamadas prostaglandinas, capaces de aliviar los síntomas de enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide.

– De fácil digestión: Su composición proteica, unida a su bajo contenido graso, sobre todo en el caso de los pescados blancos, los convierte en alimentos recomendados incluso en casos de padecer gastritis, úlcera péptica, dispepsia o reflujo gastroesofágico.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Quizás te interesen estos artículos

Blog sobre Medícina estética

La clínica

Últimas noticias sobre salud y tratamientos estéticos…

Salud y belleza

Últimas noticias sobre salud y tratamientos estéticos…

Nutrición

Un apartado exclusivo sobre nutrición. La clave de un aspecto saludable…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies